google.com, pub-9289286787815216, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page
  • Héctor Miranda

La Zapatera Prodigiosa de Lorca y sus 150 funciones con El Público

Las vicisitudes en medio del proceso de la puesta, el éxodo de parte de sus actores, el posible desánimo y desgaste por la cantidad de funciones y las realidades actuales del país, por sólo mencionar algunos, eran obstáculos serios a vencer por parte de Carlos Díaz y su equipo de El Público para lograr las 150 funciones de La Zapatera Prodigiosa, puesta en escena basada en el texto homónimo de Federico García Lorca.


Entre 2003 y 2004 el grupo había logrado similar "kilometraje" con La Celestina, de Fernando de Rojas. En esta ocasión, la obra de Lorca no se quedó en La Habana, sino que se fue de gira con El Público por varias ciudades de Cuba, como Camagüey e Isla de la Juventud, comenzando su proceso en noviembre del 2022 y culminando recientemente.


Imagen de una escena en la función 150 de la obra (Héctor Miranda)
Imagen de una escena en la función 150 de la obra © Héctor Miranda

La adaptación de El Público se mostró como una contextualización de las atmósferas lorquianas, partiendo del texto original y dotándolo de la singularidad y rimbombancia características de la poética teatral de El Público. Además, fue notable el paralelismo crítico entre la España de Lorca y la Cuba de Carlos Díaz, lo que permitió que el espectador no sólo se quedara con la lectura directa del clásico, sino que pudiera identificar situaciones de nuestro contexto, como la actual crisis migratoria y el oportunismo de los régimenes autoritarios.


Las restricciones institucionales y las recientes limitaciones por los problemas de combustible que enfrenta el país, limitaron el horario de presentaciones a sábados y domingos a las 5:00 p. m. En el proceso, muchos actores tuvieron que ir supliendo a otros que se despedían del teatro para comenzar sus vidas fuera de Cuba, lo que provocó constantemente cambios en el elenco y que se comenzara prácticamente de cero el trabajo actoral. 


Sin embargo, el pasado 21 de octubre, el grupo celebró en el teatro Trianón de la capital su función número 150, coincidiendo con el cumpleaños 68 de Carlos Díaz y demostrando que el teatro cubano, aun en medio de las crecientes vicisitudes que padece, sigue siendo refugio común para artistas y espectadores.

5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page